Make your own free website on Tripod.com
Psicología, UNMSM
Facultad de Psicología
Universidad Nacional Mayor de San Marcos

LO QUE LOS PACIENTES TRAEN AL ANÁLISIS

 

            Los pacientes que llegan al consultorio buscan la reparación de importantes objetos internos dañados, a fin de lograr una vida normal y feliz. Sin embargo, el paciente no sabe cómo realizar la reparación y no es consciente de que es realmente lo que está dañado.

            En el texto, el autor señala que los pacientes no llegan solos al tratamiento, sino que traen en su inconsciente a una persona importante en su vida con la que ha tenido una relación conflictiva y que, si bien en algunos casos ya puede estar muerta, en su interior la mantiene viva (negaban la muerte) con el fin de “curarla” y con ello curarse a sí mismos.

            Así, los objetos internos dañados casi nunca estaban muertos, sino que los pacientes los mantenían vivos ya que así existía la posibilidad de repararlos. Pero, como en muchas oportunidades no eran conscientes de ese objeto dañado y en todas las oportunidades no sabían como hacer la reparación, continuaban manteniendo una vida que no era plena.

            El autor señala casos de pacientes que mantuvieron vivos en su inconsciente al padre o madre con la que mantuvo una relación conflictiva y a pesar de que había muerto o se había alejando de él o ella, las mantenía en su interior, identificándose y asumiendo su rol, labores e incluso enfermedades.

            Los objetos, a veces, son mantenidos vivos a través de los sueños. Como señala Freud, ante la pérdida de una persona cercana y querida, el sujeto elabora sueños de tipo especial durante un cierto tiempo y en ellos el conocimiento de la muerte llega a los más extraños compromisos con la necesidad de traer nuevamente a la vida a la persona muerta.

            Algunos de los pacientes adquieren un grado de omnipotencia psicótica y deciden asesinar mentalmente a sus objetos con el fin de “resucitarlos” y buscar su reparación.

            En ciertos casos, la persona con la que se tuvo una relación conflictiva toma lugar en un órgano dentro del paciente a través del proceso de identificación, lo que lleva a somatizar el problema psicológico.